DANZA ORIENTAL



La Danza del vientre, en muchas culturas ancestrales, se relaciona con la Fertilidad y la Maternidad. Trabaja músculos que sostienen al bebé, prepara la pelvis y ayuda los movimientos del parto.

Son muchos los beneficios de esta danza durante el embarazo y después del mismo.

Los movimientos suaves y ondulantes columpian al bebé creando unos momentos especiales de trabajo juntos favoreciendo el vínculo madre-hij@.

Se recomienda para la prevención de varices y piernas hinchadas favoreciendo la circulación de la sangre a partir de los movimientos específicos de esta danza.

Mejorando el tránsito abdominal al mover con conciencia el vientre.

El trabajo de la zona torácica se desbloquea y favorece una correcta respiración.

Fortalece la musculatura del sol pélvico previniendo muchos problemas posteriores.

Aumenta la conciencia corporal de todos los músculos que intervienen en el embarazo y el parto. Así como una buena higiene postural.

Potencia la autoestima al ser una danza sensual y muy femenina.

Mejorando el estado de ánimo, disminuyendo el estrés ya que es divertido con músicas que nos motivan.

En general, nos ayuda a movernos, fortalecer, estirar, conocer y sentir partes del cuerpo implicadas en el proceso del embarazo, el parto y el posparto.



Aquamater Barcelona